Aunque el Gobierno de España aprobó en 2005 los números reservados para VoIP, los “51” son un gran desconocido.
Se denominan números nómadas, y sí, empiezan por el extraño prefijo: 51.

Están pensados para negocios con servicios en todo el territorio español o sencillamente no vinculados a un área geográfica (de ahí lo de “números nómadas”).
Tradicionalmente muchas compañías, utilizan los prefijos comerciales 902 / 901 por esta razón.

La gran ventaja de los números de teléfono 51, es su facturación como teléfono fijo.
El coste de la llamada se incluye en las tarifas planas, por lo tanto, no tiene coste a la gran mayoría de usuarios.

Es una diferencia radical respecto a los 901 / 902, con precios de tarifa elevados.